Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 9 de enero de 2018

La agenda sevillana de Zoido y su equipo les estalla por la crisis de las carreteras

La decisión de pasar varios días a la semana en Sevilla ha terminado por causar un problema al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y a parte de su equipo. En la capital hispalense estaba el ministro viendo a su equipo de fútbol, el Sevilla, mientras las carreteras permanecían colapsadas el sábado. También en Sevilla estaba el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, durante el peor fin de semana de toda la legislatura. Según ha explicado el propio Serrano, coordinaba las actuaciones de su departamento desde su domicilio en la capital andaluza. 

Mariano Rajoy confió en Juan Ignacio Zoido la labor de apaciguar el Ministerio del Interior después del conflictivo paso de Jorge Fernández Díaz por la sede del Paseo de La Castellana, número 5. El nuevo ministro no dudó en tirar de amigos y conocidos para completar la cúpula del Ministerio del Interior. Secretario de Estado, directores generales de Policía y Guardia Civil y director de Tráfico pertenecen a su entorno andaluz, así como otros colaboradores de menor rango. 


Desde el inicio, Zoido se diseñó una agenda que le permitiera pasar en Sevilla muchos viernes y lunes. En bastantes ocasiones, los actos a los que acude no tienen que ver con la actividad de un Ministerio tan relevante como el de Interior. Algunos son de partido, con una clara vinculación con la pugna por el poder en el PP andaluz, en disputa con el sector que lidera Juan Manuel Moreno, actual secretario general del partido en la comunidad autónoma y hombre de Javier Arenas. 

Hasta ahora, el foco por la agenda sevillana estaba en el máximo responsable del Ministerio. Con la crisis de los cortes en las carreteras, éste se ha ampliado a su director general de Tráfico. Gregorio Serrano ha argumentado que estaba "de guardia" en el "despacho de casa" en Sevilla en plena Operación Retorno de las Navidades, bajo alerta de temporal y mientras cientos de familias se vieron obligadas a pasar la noche en sus coches a causa del caos ocasionado por la nieve acumulada en varios tramos de la AP-6. Serrano ha dicho que "los dispositivos tecnológicos necesarios" le sirvieron de manera "suficiente" para encabezar la operación de tráfico.


Zoido, un lunes, en una fábrica de polvorones sevillana en plena crisis de Archidona
Vacaciones por Navidad

Entre el 31 de diciembre y el 8 de enero, Zoido apenas ha abandonado Sevilla. En la tarde del último día del año viajó de Madrid hacia su casa. Allí estuvo hasta el 3 de enero. Ese día dejó su casa, pero para ver a 'su' Sevilla disputar un partido de la Copa del Rey en Cádiz. Volvió a Sevilla y allí permaneció hasta el día de Reyes. Por la tarde, la ciudad vivía un acontecimiento especial, el derbi de sus dos equipos de Primera División. Con miles de personas atrapadas en la carretera, Zoido vio perder a su equipo 3-5 desde el palco del estadio Sánchez Pizjuán. Era la segunda vez que veía a su equipo en un estadio de fútbol en cuatro días. 

Al día siguiente, ya con la crisis ocupando las portadas, Zoido viajó el 7 de enero a Madrid y en la capital se reunió con Gregorio Serrano y otros responsables de Interior. No hizo noche en la vivienda del Ministerio -su familia nunca se ha trasladado a Madrid- y en el día volvió a Sevilla. Allí paso la noche y este lunes regresó a Madrid. 

La agenda de Zoido fuera de Madrid o Sevilla decae en actividad. La próxima semana, por ejemplo, se limita a un viaje a Euskadi para presidir la toma de posesión del nuevo jefe superior de la Policía que aprovecha para visitar el Centro Memorial de las Victimas del Terrorismo y el cuartel de la Guardia Civil en Intxaurrondo. Esa visita y un acto el miércoles en el Ministerio, con la toma de posesión de nuevos mandos policiales, constituyen toda su agenda oficial en esos siete días. 
La polémica de Archidona

Zoido tardó varios días en pronunciarse oficialmente sobre los migrantes llegados en patera y encerrados en una cárcel en Archidona (Málaga) como medida de emergencia. Antes de su visita a la cárcel, el 25 de noviembre, envió una carta al presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla para valorar los cambios en la Madrugá y garantizar a las hermandades "todos los medios" para su seguridad.

Otra de las polémicas tiene que ver con la actividad de Zoido mientras su número dos viajaba a Cataluña para preparar el dispositivo de seguridad con motivo de las elecciones autonómicas. El 4 de diciembre, el ministro visitaba la fábrica de polvorones La Muralla, en Estepa (Sevilla) mientras su el secretario de Estado aterrizaba en Barcelona, planificaba con los mandos policiales el despliegue y, al día siguiente, escenificaba la aplicación del artículo 155 en una visita con desfiles incluidos a la sede principal de los Mossos.

Al día siguiente de la polémica intervención policial por las cargas del 1-O, y sin haberse pronunciado al respecto, volvió a Sevilla a condecorar a sus escoltas. Sevilla ha sido escenario, con él de ministro, de dos cumbres europeas de Interior y del Día de la Policía.


Gregorio Serrano, en la sede de la DGT

El piso de Serrano

Este tampoco es el primer capítulo polémico protagonizado por el que fuera mano derecha de Zoido en el Ayuntamiento de Sevilla, aunque en aquella ocasión su estancia era en un hotel y no en su domicilio. A finales de marzo de 2017, La Sexta desveló la supuesta adjudicación irregular de un piso de la Guardia Civil con una reforma de 50.000 euros para el director de la DGT. Y éste argumentó que durante el tiempo que se estimaba la permuta y se acondicionaba la vivienda en la que iba a residir había estado viviendo en un hotel durante un mes, que sufragó con dietas destinadas a este concepto.

"No es fácil encontrar en Madrid un hotel con la dieta que le dan a uno de funcionario", dijo en su comparencia un día después de trascender a la prensa. ¿Dónde estaba Zoido aquel lunes 27 de marzo? En Bruselas. "Que no le quepa a nadie la menor dudad de que tendrán todas las explicaciones de manera inmediata, en cuanto llegue (a Madrid)", insistió tras explicar que había solicitado tener toda la información en su despacho del Ministerio aquella misma tarde a su regreso de Bélgica.

Fuente: El Diario

No hay comentarios: