Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 10 de enero de 2018

Francia reduce a 80 km/h la velocidad en carretera y podrá retirar el carné por usar el móvil

Es el país de la UE con más muertos en accidente: 3.477 en 2016. Su siniestralidad no ha dejado de crecer desde 2014.

Francia inicia una nueva cruzada contra los accidentes de tráfico, que han llevado a que el número de muertos subiera en 2016 hasta las 3.477 personas desde el mínimo histórico de 3.268 registrado en 2013. Edouard Philippe, el primer ministro galo, ha anunciado un paquete de 18 medidas definidas entre los distintos ministerios y donde la más polémica es la reducción de 90 a 80 km/h de la velocidad máxima en carreteras con doble sentido de circulación no separadas por una barrera física. La iniciativa entrará en vigor desde el próximo 1 de julio y afectará a unos 400.000 kilómetros de vías, en los que durante 2016 se registraron el 55% de los accidentes mortales en carretera, con 1.911 fallecidos.

Se espera que esa reducción de la velocidad ahorre entre "350 y 400 vidas" al año, según el gobierno. "Si los resultados no están a la altura de nuestras expectativas el 1 de julio de 2020, asumiremos nuestras responsabilidades", afirmó. Philippe. Asimismo, se ha comprometido a que la totalidad de los ingresos extras recaudados por el Estado con esta medida -en el país hay casi 4.000 radares- se destinará a un fondo para ayudar a las víctimas de estos siniestros.

En España, también se viene discutiendo desde hace años la reducción de ese límite de velocidad desde 100 km/h a 90 km/h. Estuvo a punto de salir adelante en la anterior legislatura aunque el Ejecutivo de Rajoy finalmente la aparcó en contra de la voluntad de la DGT.

El primer ministro francés también ha anunciado que, para luchar los efectos del alcohol, todos aquellos conductores que pierdan dos veces su permiso de conducir por esta causa, solo podrán recuperarlo instalando un etilómetro que impida arrancar el coche si han bebido. Y tendrán que someterse a un seguimiento médico.

Asimismo, todos aquellos conductores que den positivo a drogas o tengan una tasa de alcohol por encima de los 0,8 gramos del alcohol por litro de aire espirado se le confiscará su vehículo "inmediatamente" durante un período de siete días.

Con respecto al uso del teléfono mientras se conduce, Philippe anunció que las fuerzas de seguridad ahora podrán retirar una licencia de conducir si se comete una infracción mientras se usa el teléfono, aunque sea algo tan simple como olvidar poner el intermitente para hacer un giro.

En la actualidad, Francia es el país europeo con el mayor número absoluto de fallecidos en accidentes de tráfico superando, aunque por poco, a Alemania e Italia. En términos relativos, e está en una posición intermedia con 53 muertos por millón de habitantes, uno más que la media europea y 14 por encima del dato español (1.688 víctimas mortales).

La situación no es nueva para el país vecino, ya que también estaba en esa posición a comienzos de la década de los 2000, con 8.162 muertos. Eso le llevo a acometer desde 2002 una verdadera lucha sin cuartel contra los accidentes, elevando las condenas a los infractores hasta los 10 años, llenando las carreteras de radares y e implicando a toda la sociedad, hasta el punto de acuñar el término de violencia vial para explicar muchos comportamientos al volante.

Fuente: Expansión

No hay comentarios: