Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



sábado, 25 de noviembre de 2017

Carta abierta al ministro del Interior

Excmo. Sr. Juan Ignacio Zoido Álvarez:

Como bien sabe usted el colectivo examinador mantiene un conflicto laboral con la Dirección General de Tráfico desde el pasado 19 de junio. El conflicto se resume en lo siguiente: incumplimientos, por parte del Gobierno, del acuerdo de desconvocatoria de huelga de 2015, fundamentalmente el incremento del Complemento Específico en 250 euros brutos.

Ya le adelanto que me dirá usted que dicho acuerdo está cumplido en su “casi” totalidad pero yo le demuestro cuando quiera que eso es MENTIRA. Fíjese que ha señalado usted en el Pleno del Congreso de los Diputados, el pasado 9 de noviembre, que “ha disminuido de forma sustancial la carga de trabajo” de los examinadores. Por si usted lo desconoce le comunico que en cincuenta y cuatro de las sesenta y tres jefaturas provinciales y oficinas locales de tráfico a los examinadores se les asignan 13 pruebas, es decir, las mismas que se hacían antes del conflicto abierto en el año 2015.

Estamos muy acostumbrados los españoles, yo diría que demasiado acostumbrados, a que los políticos nos mientan y como usted es jurista y vela por la legalidad no sería apropiado que cargase sobre sus hombros el título de “falaz” por lo que humildemente le ruego que se informe bien antes de realizar afirmaciones en el lugar donde estamos representados todos los españoles. Es muy duro escucharle a usted afirmar: “No se ha suspendido ningún examen teórico, ninguno”, estimado Ministro, falta usted a la VERDAD. En la Oficina Local de Tráfico de Vigo no se ha realizado NINGÚN EXAMEN TEÓRICO los días de huelga.

Hay dos cosas de las que me alegro. Me alegro que después de cinco meses en huelga, de 56 jornadas de paros, usted reconozca en el Congreso de los Diputados que “es VERDAD que hay una situación COMPLEJA Y COMPLICADA”. Y me reconforta que finalmente haya usted reconocido que el conflicto laboral entablado por el colectivo examinador es de su COMPETENCIA.

Querido Ministro perdone usted mi tono coloquial pero cuando uno dirige nada más y nada menos que un ministerio muchas veces no hay más opción que “coger al toro por los cuernos” y asumir la responsabilidad inherente al puesto que ocupa. Para su tranquilidad le informaré que este “toro” no es bravo y que la solución al conflicto no depende de nada más que una simple voluntad política. Tiene usted a su favor el hecho de que todos los grupos políticos apoyan la solución al conflicto que pasa por hacer efectivo el compromiso adquirido en 2015 de incrementar el complemento específico en 250 euros. Mientras esto no sea efectivo en su incursión en los presupuestos generales del Estado para el año 2018, debe usted saber que la Dirección General de Tráfico puede asumir esa subida con cargo a su remanente de igual modo que hizo en el año 2008 cuando se le incrementó nada más y nada menos que el complemento de destino y el complemento específico a la mayoría de los funcionarios de dicha dirección general. Por cierto, subida que no se hizo efectiva para el colectivo examinador. Como puede constatar llevamos ya cerca de diez años esperando que se haga justicia con la discriminación sufrida en dicho año 2008.

Fíjese usted que mientras la Dirección General de Tráfico ha dejado de ingresar 15 millones de euros en tasas, la solución al conflicto de los examinadores apenas supondría 2 millones y medio de euros. ¿Le parece a usted razonable y de buen gestor que las arcas públicas estén sufriendo esta merma en sus ingresos por una simple cabezonería de no se sabe muy bien quién, puesto que el propio director general reconoció en sede parlamentaria que el incremento que pedíamos era justo y necesario?

Estimado Ministro, cada día que pasa sin solucionar el conflicto supone una sangría para el colectivo de funcionarios examinadores, una sangría para las pequeñas y medianas empresas del sector y un detrimento para el servicio público y para los ciudadanos.

El próximo martes 28 de noviembre la Dirección General de Tráfico ha citado al comité de huelga para la imposición de los servicios mínimos. No voy a entrar aquí en la LEGALIDAD de los mismos ya que no me corresponde a mí esa determinación sino a alguien, que como usted, dedica su día a día a velar por los derechos de todas y todos.

Como miembro del comité de huelga tengo que manifestarle mi profunda PENA, DECEPCIÓN, CONMISERACIÓN por la nula capacidad negociadora del Director General de Tráfico (al que sé que le une una gran amistad) y su equipo directivo (el mismo que estaba en el año 2015) así como por la ausencia absoluta de su PALABRA, ya que en la sesión plenaria 84 usted afirmaba que el pasado martes 14 de noviembre se citaba al comité de huelga para “resolver de una vez por todas” el conflicto. Lejos de eso, no sólo no se ha solucionado sino que se ha agravado.

Comprenderá usted que es una falta total de RESPETO, ÉTICA, MORAL y CULTURA DEMOCRÁTICA hacia el colectivo examinador que, tras una contraoferta realizada por el mismo, no sólo no se comunique nada a sus representantes sino que se cite a los medios de prensa para publicar lo que debería tratarse en el marco de la negociación.

Como española, servidora pública y trabajadora sólo me queda hacerle una petición: envíe a la reunión del próximo 28 de noviembre a una persona con capacidad de negociación y decisión, con amplitud de miras, con talante dialogante y con ganas de poner fin a este conflicto laboral que ya dura demasiado. Ni a usted como Ministro, ni a su compañero Gregorio Serrano como Director General, ni al colectivo examinador, ni a la ciudadanía le interesa un cierre en falso de este conflicto.

Créame que la solución es fácil, es posible, cuesta muy poco y lo que es más importante es DE JUSTICIA.

Vanesa Fernández Soage. 
Examinadora  y miembro del Comité de Huelga



No hay comentarios: