Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



domingo, 18 de octubre de 2015

COMUNICADO DEL COMITÉ DE HUELGA

Los convocantes de la huelga de examinadores y otros puestos en la Dirección General de Tráfico, ante la propuesta de los responsables de Tráfico presentada el pasado jueves día 15, una vez escuchadas las bases,  quieren comunicar lo siguiente:
Punto 1. Subida de retribuciones. Dicen los responsables de la Dirección General de Tráfico (de aquí en adelante DGT) que están de acuerdo en que este puesto de trabajo merece un mayor sueldo y que así lo han propuesto a la CECIR, organismo perteneciente a Hacienda que debe resolver y que ellos  no pueden hacer nada más al respecto.
Pensamos que un organismo como la DGT con un presupuesto de casi 900 millones de euros, que se permite apartar 11 millones de euros sólo a publicidad en los medios de comunicación, que compra helicópteros última generación cada poco, bien puede habilitar una partida para paliar lo que ellos mismos consideran que es injusto, la retribución del funcionario examinador por no reconocerse la peligrosidad, penosidad, dedicación y especial dificultad técnica de sus funciones.
Consideramos que desde la DGT no se está haciendo lo posible por resolver la situación. La directora general no ha asistido a una sola reunión del comité de huelga, ni se ha dirigido a él para nada y creemos que como máxima responsable de Tráfico, ante el caos que tiene el organismo debería tener un papel más protagonista del que está teniendo. Nos parece inaudito y nos hace temer lo peor,  que  a la misma hora en la que  estaba reunido el comité de huelga en una de las salas de la DGT, la señora Seguí recibía al señor Báez, presidente de la patronal de autoescuelas
Proponemos que mientras decide la CECIR, la DGT destine una partida presupuestaria para el colectivo examinador y coordinadores-examinadores que de alguna manera supla de forma provisional lo solicitado en el aspecto económico para estos puestos. Queda claro que sería una medida transitoria (siempre y cuando la CECIR responda en positivo) y también vinculada a la carga de trabajo hasta que  se plasme en un futuro a través de una Instrucción oficial y legal de la DGT la disminución de la misma tal y como se ha solicitado en uno de los puntos reivindicativos.
Punto 2.  Antes del verano en reunión de la Mesa Delegada de Tráfico con la Directora General, ésta manifestó que la petición de no comunicar el resultado era "INNEGOCIABLE" porque así lo obligaba una Directiva Europea y el propio Reglamento General de Conductores ¿Qué ha producido este cambio de opinión? Insistimos que ninguna normativa obliga a dar el resultado de la prueba, sí las explicaciones a lo que no nos hemos negado nunca.  En pleno siglo XXI hay muchas opciones para llevar a cabo este proceso de comunicación del resultado.
La propuesta aunque es un avance en la postura inmovilista inicial, creemos que no responde a la petición planteada por el comité de huelga  porque la pretensión de que cada examinador haga lo que quiera puede ocasionar que se establezca ante la ciudadanía dos tipos de examinadores, lo que puede ocasionar más problemas.
Se indica que se deberán dar las explicaciones fuera del vehículo, obviando que en muchas provincias nieva, llueve a diario o hace un calor sofocante según las estaciones del año  y es imposible llevarlo a cabo, por carecer además de instalaciones adecuadas. ¿Al tener que dar explicaciones fuera del coche  de pie, pasando frío, calor o con lluvia cuando no, nevando, se estaría dando una imagen profesional?
Es muy complicado encontrar entornos seguros porque muchos puntos de citación están  en polígonos industriales, pistas de exámenes aisladas y en descampados. Una vez más la DGT quiere empezar la casa por el tejado.
Proponemos:
1.- La comunicación del resultado no se dará al alumno con carácter general.
2.- Las explicaciones al examinando quedaría a decisión del examinador darlas dentro del vehículo o fuera en función de las condiciones climatológicas o incluso por seguridad. 
3.-Cursos específicos sobre resolución de conflictos e inteligencia emocional enfocados a la realidad actual de los examinadores
Punto 3. Se dice que se van a formar más funcionarios examinadores pero al mismo tiempo nos indican las dificultades que tienen para conseguir funcionarios que quieran realizar esos cursos, por lo poco atractivo que resulta este puesto en las condiciones actuales.
O cambia esta situación con una retribución digna y una subida de niveles o no se podrá contar con una plantilla con el número de examinadores adecuada. Funcionarios hay, pero  se deben  ofrecer unas condiciones aceptables para que quieran ser examinadores.
Dicen apostar por el servicio público pero nunca unos responsables de Tráfico habían deteriorado tanto el Servicio Público de Exámenes  como hasta ahora, con decisiones más que cuestionables en los últimos años que han conducido al desastre que es ahora.  Si quisieran privatizar el servicio, desde luego el camino emprendido sería el más adecuado.
Proponemos porqué así se dijo y nos ha sorprendido que no venga recogido en la propuesta que nos hace la DGT, que la directora general firme un manifiesto en el que asegure que el servicio de exámenes no se va a privatizar a pesar de que somos conscientes que esto puede caer en papel mojado.
Punto 4. Creemos incongruente que nos digan que los examinadores de la mayoría de provincias hacen menos de 13 de pruebas por día, incluso situando la media en 10 (cifra que pensamos que no es correcta) y no acepten poner por escrito que como máximo se realicen 12 pruebas por examinador y día con el fin de cumplir con el protocolo de calidad, tal y como queremos la inmensa mayoría de examinadores.
Hemos propuesto que pongan un plazo a partir del cual se podría implantar la reducción a 12  y también se han negado.
Queremos dar un servicio de calidad y no nos dejan. Una vez más la DGT prefiere cantidad a la calidad.
No obstante y teniendo en cuenta la situación que está viviendo algunas jefaturas en cuanto no poder absorber la demanda actual de examinandos.
Proponemos:
1.- La DGT deberá crear un grupo de trabajo técnico de examinadores en el que el 50% de los componentes sea asignado por los miembros del comité de huelga y con fecha de inicio, para estudiar el actual protocolo de calidad de exámenes por si fuera susceptible de modificación así como todos aquéllos que afecten de forma directa o indirecta al colectivo examinador (protocolo de prevención, indumentaria etc.)
2.- La carga de trabajo debe ser al menos, de 12 pruebas por examinador y día máximo. Aceptamos que se ponga un tiempo de transición a esta medida. Mientras tanto, las jefaturas donde a los examinadores se les asignen 13 circulaciones por examinador/día deberán justificar ante el grupo de trabajo técnico con datos objetivos, los motivos por los que los examinadores están realizando este número de pruebas.
Mientras los responsables de la DGT no den respuesta a nuestras propuestas, este comité de huelga continuará con las convocatorias de huelga que actualmente están en vigor, es decir paros parciales de tres horas al final de cada jornada laboral con carácter indefinido y huelga total para el día 21 de octubre y desplazamiento a Madrid para protestar ante la Dirección General de Tráfico entre las 12:30 y las 14 horas. Se estudia presentar una nueva convocatoria de huelga para jornadas completas.

Por  lo tanto, este comité emplaza a la Dirección General de Tráfico a que responda urgentemente a nuestras peticiones con el fin de que esta huelga se acabe lo antes posible,  por el bien de todos los afectados.


No hay comentarios: