Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 25 de marzo de 2014

Asamblea de la Asociación de Examinadores de Tráfico (ASEXTRA) en Barcelona

El pasado 22 de marzo se celebró en Barcelona la asamblea ordinaria y posteriormente extraordinaria, que los estatutos de ASEXTRA indican como obligatorias. Fueron muchos los delegados y compromisarios que desde distintos puntos de España se desplazaron hacia la capital catalana, y dedicaron un fin de semana de su ocio, para trabajar por la Asociación de Examinadores  y en definitiva, por todo el colectivo.



Los temas tratados fueron muchos y de gran importancia y como siempre, se quedó corto el tiempo para todos los asuntos, pero aún así se debatieron todos los puntos que estaban en el orden del día y que versaban desde la creación del cuerpo especial de examinadores,  hasta  diversas propuestas a la DGT en beneficio del colectivo.

Se habló de la sombra de privatización que planea por encima de nuestras cabezas. Hubo una clara determinación en los asistentes  de luchar en todos los frentes, para que los exámenes del permiso de conducir en España sigan siendo realizados por funcionarios públicos. Todos somos conscientes de que este servicio mueve mucho dinero y llama la atención de ciertos grupos privados, que ven una gran oportunidad de negocio. Desde este colectivo nos vamos a oponer y vamos a luchar en  contra de que esto se produzca. Entendemos que sólo los funcionarios, independientes de intereses económicos y  empresariales e independientes también del turno político, pueden garantizar los derechos de los ciudadanos y ofrecer un servicio de calidad.

Este colectivo, como otros,  está sufriendo  políticas de recortes  brutales y sin sentido por parte de la Administración, y  esto ha propiciado que algunas provincias no estén dando el servicio  adecuado para realizar en condiciones la tarea encomendada. Los examinadores sabemos  desde nuestro profundo conocimiento de cómo funciona este sector, que todos los problemas actuales tendrían solución sin pasar por la privatización.

Finalmente en la asamblea, se hicieron los honores al vicepresidente Hermenegildo Delgado Mariscal (Cáceres), que por jubilación deja su puesto. Hermenegildo, un examinador veterano, con más de 40 años de trayectoria, es un profesional de gran carisma,  muy querido por todos los examinadores de España, y que ha sido todo un ejemplo de lucha y dedicación a este proyecto asociativo, en el que cree y ve imprescindible seguir apostando si queremos subsistir como colectivo.

La Asociación de Examinadores en pleno ha agradecido al vicepresidente saliente su gran dedicación y esfuerzo y ha destacado sobre todo su espíritu de lucha y de inconformismo ante los problemas que siempre han asediado a los examinadores.  Hermenegildo Delgado Mariscal, reconocido y admirado por todos,  dijo en su despedida que hubiera seguido en el puesto dentro de la Asociación si él entendiese que no había gente más joven, capacitada y con el mismo espíritu de lucha para continuar la tarea emprendida desde hace tantos años por ASEXTRA, pero aseguró que se va muy tranquilo sabiendo que hay personas de sobra dentro de la organización que tomen el relevo.  No obstante, siempre estará ahí dijo, para todo lo que se le necesite.

El presidente de ASEXTRA, Joaquín Jiménez Murillo, dijo contar con él en el futuro, porque ninguna organización puede permitirse el lujo de prescindir de un valor tan importante y tan destacado como siempre ha supuesto para todos el vicepresidente. Todos los asistentes aplaudieron durante largo rato a Hermenegildo como tributo a su labor y en agradecimiento por su trabajo en favor de todos nosotros.

A continuación se celebró la asamblea extraordinaria, donde se votó la nueva constitución de la Junta Directiva. La única candidatura presentada era la encabezada por el presidente actual, Joaquín Jiménez Murillo (Sevilla), que continuará dos años más al menos. El voto fue unánime.

Como nueva vicepresidenta de la Asociación ha sido designada María Carmen Castro López (Asturias), que antes ocupaba la vocalía de Comunicación, funciones que seguirá realizando en el futuro además de las propias del nuevo cargo.  Repite como secretario Luis Fulgencio Navasal (Sevilla), continúa como tesorero Luis Salvador Ramírez (Sevilla),  siguen los vocales Juan Carlos Aedo Martín (Madrid), Juan Carlos Pedrosa Gabarrón (Málaga) y ha sido nombrada  Antonia Martín Santana (Barcelona) que accede como novedad a la Junta Directiva.

ASEXTRA

1 comentario:

Esteban dijo...

He leído con atención esta entrada y ha hecho saltar la alarma de mi preocupación lo que en ella se dice sobre la amenaza de privatización de los exámenes de conducir. No recuerdo dónde lo leí o como me llegó el rumor, pero hará unos tres años tuve noticia de que el Gobierno o el Ministerio del Interior estaban contemplando esta posibilidad, pensé entonces que igual era una vaga idea de algún asesor, difusa y sin trascendencia que se quedaría olvidada fácilmente. Pero desafortunadamente veo que no.

Creo que es un hecho incontestable que las privatizaciones de los servicios públicos son una estafa en toda regla que conllevan, cómo no, corrupción política. Quiero pensar que quizá se dé alguna excepción, más que nada por aquello de conceder el beneficio de la duda, pues en esto soy muy pesimista. El asunto es de una claridad meridiana: si el Estado ni siquiera cubre gastos con un determinado servicio, ¿cómo puede lograr beneficios una empresa privada que preste dicho servicio? Sólo se me ocurren tres vías y ninguna buena: a) Reducir gastos contratando personas en condiciones precarias, b) disminuir notablemente la calidad del servicio y c) accediendo a subvenciones. Con lo cual el servicio prestado será lamentable; las condiciones salariales y laborales para las personas que trabajen en la empresa “privada” que los preste, aún peores; y el Estado, más pronto que tarde, gastará más en ese servicio por las subvenciones que conceda. Pero eso sí, unos supuestos empresarios obtendrán unos suculentos ingresos gracias al dinero de todos. Estoy muy harto de ver y oír a muchos empresarios de lo bien que hacen su labor cuando todos sabemos que existen gracias -directa o indirectamente- a los presupuestos del Estado y que en un marco de libre mercado de verdad estarían en la ruina hace mucho tiempo.

Por otra parte, todos los que estamos metidos en este mundo de la obtención de permisos de conducir sabemos de sobra que a muchas personas les parece un despropósito dar cuarenta clases prácticas (y menos) pero, sin embargo, pagarían muy a gusto 3.000 € (y más) si a cambio lograsen el permiso de conducir que quieren de un modo perfectamente legal. Es más, estoy convencido, de que si pudiesen, no pocas personas evitarían dar clases aunque fuesen gratis. Así pues, si se privatizase el permiso de conducir, se abriría con ello una puerta de par en par a: “favores”, “amiguismos” y sobornos. Y todos sabemos que estas cosas han sucedido y suceden con el sistema actual... de cuando en cuando; pero siempre de forma muy excepcional, bastante espaciada en el tiempo y siempre -que yo sepa- las personas que han intervenido en estos... creo que son delitos, se acaban descubriendo y pagándolo muy caro, basta con consultar las hemerotecas para comprobarlo.

Por si fuera poco, hablando de este asunto con un amigo y colega, me ha dicho que se rumorea que CNAE anda detrás de hacerse con este servicio y presionando cuanto puede para que se produzca la privatización. Ni él ni yo, naturalmente, podemos poner la mano en el fuego por estos rumores, pero me parecen verosímiles, y alarmantes. Todos sabemos lo que pasa con el carnet por puntos: simplemente es un negocio, y no precisamente para las autoescuelas que imparten los cursos. Pero bueno, esto es otra cuestión que sólo menciono por si a algún colega le hace falta alguna razón más para ponerse en guardia.

Me manifiesto radicalmente en contra de la privatización de los exámenes de conducir; comparto totalmente la preocupación que tienen ustedes, también la afirmación: “Los examinadores sabemos desde nuestro profundo conocimiento de cómo funciona este sector, que todos los problemas actuales tendrían solución sin pasar por la privatización.” Y creo que en este asunto examinadores, autoescuelas y profesores deberíamos estar bien unidos y coordinados para evitar este desastre. También creo que aún estamos a tiempo y que se puede lograr.

Espero que la nueva etapa que comienza don Hermenegildo Delgado, responda con precisión a su denominación y sea así: de júbilo.

¡Suerte para todos, saludos!