Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 15 de julio de 2013

Cuidado con el uso de los limitadores de velocidad

Con las primeras grandes salidas de vacaciones, los automovilistas deben tener cuidado con el uso de los limitadores de velocidad. Un estudio realizado por el Centro de investigación neurocognitivas y neurofisiológicas (Ci2N) de la Universidad de Estrasburgo señala “un deterioro de las capacidades de atención, y por lo tanto de reacción frente al peligro de las personas que conducen un vehículo equipado con un programador o un limitador de velocidad.”
Unas 90 personas han servido de cobayas con un simulador de conducción. Los conductores tenían que efectuar, en un simulador, un   trayecto de 120 Km en autopista, en cuatro escenarios (aproximación a un peaje, accidente de autocar, obras en la calzada, presencia de un radar).
Esta pérdida de atención puede tener varias consecuencias: “Con motivo de una velocidad más difícil de modular, los conductores tienen tendencia a quedarse más tiempo en la vía de adelantamiento y vuelven con menos frecuencia a la vía de la derecha”, explican los autores. Así mismo, las distancias de seguridad disminuyen en una media del 5% antes de salir de la fila y del 10% (unos 4 metros) en el momento de la vuelta al carril.
Además, la conducción semiautomática conlleva “un dominio más aleatorio de la trayectoria rectilínea del vehículo en caso de utilizar el regulador ya que el conductor reajusta la posición de su vehículo con menos frecuencia (menos 25%), lo que aumenta la amplitud de los reajustes laterales”. Este fenómeno aumenta con la duración del trayecto.
En fin, “la capacidad de reacción, particularmente en situación de emergencia, también disminuye sensiblemente” precisa el estudio. El tiempo de reacción ante un acontecimiento cualquiera (disminución de la velocidad, accidente) aumenta 1 segundo, o sea 40 metros añadidos recorridos a 130 Km/h antes de frenar. Además, unos electroencefalogramas muestran que la frecuencia de episodios de somnolencia aumenta en un 25% con un regulador después de una hora de conducción.
En estas condiciones, el profesor André Dufour que ha dirigido el estudio, aconseja “desactivar el programador cuando el trafico es denso, o al aproximarse a zonas específicamente señaladas, tales como zonas de obras o los peajes. Una vigilancia acrecentada se impone también durante los trayectos largos: la utilización de estos dispositivos necesita aumentar la frecuencia de las pausas, para permitir al conductor multiplicar los periodos de recuperación de su nivel de atención”. (Información)
www.leparisien.fr

Traducción: Noële Grente Lemullier
ASEXTRA Alicante

1 comentario:

Esteban dijo...

Muchas gracias por publicar ese estudio, totalmente coincidente con mi experiencia.
Hace años que vengo recomendando evitar la utilización de los limitadores/reguladores de velocidad, son una trampa y están en la raíz de "inexplicables" accidentes.
Dejo dos enlaces que creo que amplían y completan esta información:

http://www.publico.es/espana/384818/trafico-aconseja-usar-el-limitador-de-velocidad

http://portalvasco.com/blog/?p=3196

Saludos cordiales.