Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 29 de agosto de 2016

Seis meses de cárcel por entregar en Tráfico un carné falso para homologar

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un juzgado de lo penal que condenó a seis meses de cárcel a un hombre por entregar en la Jefatura Provincial de Tráfico para su homologación un carné de conducir falso supuestamente expedido en Bolivia.

La sentencia señala que el juzgado declaró probado que el acusado, nacido en ese país, se presentó en Tráfico el 14 de enero de 2010 con el carné falso a su nombre, lo que era "plenamente conocido" por él, por lo que lo condenó a la pena citada como autor de un delito de falsedad en documento oficial.

En su apelación, expuso que la falsedad sobre fotocopia no autentificada solo podía ser tipificada como en documento privado, pero la Audiencia comenta al confirmar la sentencia que, como esta dice, "el documento intentaba simular un permiso de conducir auténtico sin que en ningún momento manifestara el acusado que fuera una fotocopia del original".

Fuente: ABC

Nos estamos poniendo mal el cinturón de seguridad

No lo decimos nosotros, sino los expertos: la banda inferior no va sobre la barriga ni puede quedar holgado. Otros errores de bulto

El cinturón reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de colisión, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Pero solo si nos lo ponemos bien. Con el fin de sensibilizar a la población de la importancia de este dispositivo de seguridad, la institución realiza regularmente campañas de información y publica recursos didácticos. Los vídeos con imágenes explícitas de lo que sucede durante un accidente de tráfico con y sin cinturón, han sido un arma importante para convencer a muchos escépticos o perezosos de la importancia de colocárselo nada más sentarse en el coche. Lo que no parece quedarnos tan claro es que no vale ponérselo de cualquier manera.

“El mal uso del cinturón se asocia con el riesgo de sufrir algunos tipos de lesiones, aunque no sean tan graves como las resultantes de no utilizarlo. El uso correcto reduce la probabilidad de daños en tejidos y órganos abdominales y torácicos: roturas de bazo o de hígado, fracturas costales…”, explica Elena Valdés, de la Unidad de Programas de Aptitud de la DGT.

Lluís Puerto, director técnico de la Fundación RACC, concreta: “Si el cinturón está flojo y sin la tensión adecuada, la retención del cuerpo en caso de impacto o frenada se efectuará de forma muy brusca, produciendo lesiones. Si está retorcido, sujetará peor el peso del cuerpo, y si está pegado al cuello, puede originar cortes o quemaduras en caso de accidente. Bajo el brazo origina un desplazamiento descontrolado de la parte superior del cuerpo. Y en los ocupantes, un asiento excesivamente inclinado o situar los pies en el salpicadero provocará, en una frenada brusca, el llamado efecto submarino”.

“Si el cinturón está flojo, la retención del cuerpo en caso de frenada se efectuará de forma muy brusca, produciendo lesiones" (Lluís Puerto, RACC)

Roberto Ramos, técnico auditor de Seguridad Vial y Movilidad de la Confederación Nacional de Autoescuelas, explica el resultado de este efecto: “Se produce el deslizamiento por debajo del cinturón y posterior choque de las piernas con el salpicadero”. El golpe puede producir lesiones en espalda y pelvis, rotura de fémur o de la cabeza del fémur, que suele ir acompañado de hemorragia interna no exteriorizada. Y aún hay más: “Si ubicamos la banda abdominal del cinturón sobre la tripa corremos el riesgo de que, en caso de colisión, suframos gravísimas lesiones por aplastamiento de nuestro abdomen”, asegura.
La técnica adecuada

Colocarnos el cinturón es algo que no parece tener mucha ciencia, pero hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes. Elena Valdés da las claves: “La banda diagonal debe pasar por el centro de la clavícula (entre el hombro y el cuello): ni muy fuera, porque en caso de colisión se perdería su efecto protector, ni muy dentro, que podría producir lesiones en la zona”. La banda horizontal debe ir por debajo del abdomen, en contacto con una parte de la pelvis más resistente llamada cresta ilíaca (el punto más alto de la pelvis). “La correcta colocación de las bandas dirige y distribuye las fuerzas hacia tejidos más sólidas (huesos de la pelvis, esternón y hombro), reduciendo la posibilidad de que resulten lesionados tejidos u órganos más blandos”. Para terminar la colocación, se recomienda que, una vez situadas las bandas, se tire un poco hacia arriba de la diagonal con el fin de que el cinturón quede bien ajustado y sin holguras.

“La correcta colocación de las bandas dirige y distribuye las fuerzas hacia tejidos más sólidas (huesos de la pelvis, esternón y hombro), reduciendo la posibilidad de que resulten lesionados tejidos u órganos más blandos” (Elena Valdés, DGT)

Muchos de los errores que se cometen en la colocación del cinturón son más habituales de lo que creemos: “El principal es bloquearlo con pinzas y dejarlo demasiado flojo. Hay personas que sienten excesiva la presión que ejerce la banda diagonal del cinturón. En ese caso pueden emplearse pequeños elementos acolchados que aportan confort, pero no dejarlo holgado”, afirma Puerto. Otras equivocaciones son hacer pasar la banda longitudinal por debajo del brazo o detrás de la espalda, llevar el asiento muy reclinado o los pies sobre el salpicadero o el asiento delantero.
¿Las embarazadas se libran?

Antiguamente se eximía a las mujeres embarazadas de llevar cinturón. Esta idea ha cambiado, como se indica en un estudio de The American College of Obstetricians and Gynecologits. Para Valdés, “la mejor forma de proteger al feto es protegiendo a la madre. Deben extremar la precaución para que la banda diagonal pase por el tercio medio del hombro, siga entre ambas mamas y discurra por el lateral del abdomen, sin posarse encima. La banda horizontal debe quedar situada debajo del abdomen", como puede ver en la infografía del RACC que se encuentra bajo estas líneas. En el mercado hay adaptadores para facilitar la colocación.

Solo si conseguimos colocar correctamente el cinturón, conseguiremos que cumpla sus dos funciones: “Por un lado, retener a los ocupantes dentro del vehículo y evitar que se golpeen con el interior del mismo en caso de accidente con fuerte deceleración. Por otro, permitir que los ocupantes deceleren lo más lentamente posible, porque lo contrario podría ser mortal”.

Fuente: El País

Víctimas de accidentes de tráfico reclaman condenas más duras

La delegada en Galicia de Stop Accidentes, Jeanne Picard, defiende el endurecimiento de las penas para que los siniestros de tráfico mortales no salgan "baratos". Además, urge a las administraciones a trabajar "a todos los niveles" para reducir las cifras de accidentalidad en la comunidad, tras aumentar más de un 26% en el primer semestre del año: 48 víctimas mortales frente a las 38 del pasado ejercicio.

Para Picard, el refuerzo de la vigilancia en la red viaria es positivo, sin embargo advierte de que este no debe ser el único camino y apunta que debe apostarse también por la educación vial, tanto en los más jóvenes como las personas mayores.

"Los factores de los accidentes son múltiples, ese es el problema", admite la delegada de Stop Accidentes en Galicia, quien apunta, especialmente, a la situación de las carreteras gallegas "con curvas, falta también de mantenimiento...". Por otra parte, critica la "falta de respeto a la señalización", según advierte, tanto por parte de conductores como de peatones.

A esta lista, Picard suma las modificaciones en el Código Penal durante la etapa Alberto Ruiz Gallardón como ministro de Justicia, "que rebajaron mucho las faltas y las penas". "Hay impunidad a nivel judicial", asegura remarcando que "no es lo mismo matar en la calle de una ciudad a 150 kilómetros por hora que atropellar a 60".

"Sentencias mínimas"

"Hay veces que los casos no nos los aceptan en el ámbito penal y las sentencias son mínimas", cuestiona. "Se puede matar por distracción y aquí no pasa nada", lamenta.

Picard cuestiona que la normativa "sea más dura en el ámbito administrativo, con el permiso por puntos, que si matas en la carretera". "Hay controles y miedo a la multa, pero no a la conciencia del riesgo que es más que una campaña de la DGT en la televisión", explica.

Alerta además de que "algo está pasando en las ciudades" donde, según señala, se registran "el 50% de los accidentes". Además, incide en los casos de ciclistas fallecidos en carreteras, informa Europa Press.

Fuente: La Opinión A Coruña

Una chaqueta inteligente que podrá evitar miles de accidentes de ciclistas




Vodafone Smart Jacket, un prototipo de chaqueta inteligente desarrollado por la universidad de Delft junto con la Asociación de Ciclistas Holandeses, incorpora un pequeño ordenador que, conectado al smartphone, hace más segura la conducción urbana. A través de una aplicación móvil en la que se especifica la ruta que se seguirá por la ciudad y un sistema de leds, la chaqueta señaliza los movimientos que va a realizar el ciclista y le permite también agradecer al resto de vehículos cuando le facilitan una maniobra. Esta app, además, impide recibir llamadas mientras se conduce limitando así las distracciones, una de las mayores causas de accidentes. De momento, la Vodafone Smart Jacket ha sido probada con éxito en Amsterdam y se encuentra en fase de desarrollo. Su llegada, como la de otros wearables con funciones similares, será un aporte más en el crecimiento de un vehículo que, lejos de pasar de moda, gana usuarios cada día. (Información completa)

Fuente: El País

sábado, 27 de agosto de 2016

Los accidentes de tráfico, sin freno

Será el peor verano y puede que el peor año desde 2012

Hace un mes, María Seguí dejaba la dirección de Tráfico por la puerta de atrás a causa de la polémica por la adjudicación de proyectos de investigación a su marido.

Por verle un lado positivo, Seguí se ahorrará el trago de anunciar que este verano habrá sido el de más fallecidos en las carreteras en cuatro años; y tampoco, visto los ocho primeros meses, quizás repetir las malas noticias al acabar el año.Es más, con los tiempos políticos que corren, parece que la DGT seguirá descabezada -no decimos parada- en lo que resta de 2016.

Mal asunto, vista la incapacidad para frenar esa siniestralidad. Los datos abundan, aunque bastan dos para ilustrar la situación. Primero, de ocho meses, en siete hubo más muertes. Segundo: son subidas importantes, como las 20 víctimas más en marzo; o las 22 adicionales que se llevan en agosto y representan el mayor repunte (26,5%) del año.

Así que, por pura matemática, el diferencial no ha dejado de engordar y las estadísticas hablan de 771 fallecidos en accidente desde enero. Son 72 más que hace 12 meses.

Es el peor dato desde 2012 y otro tanto podría decirse del verano. A estas alturas, se han superado las cifras de los dos últimos años, con 228 muertos entre julio y agosto que son solo cinco menos que en 2013. Pero quedan varios días por tachar en el calendario y, en medio de ellos, la última gran operación de tráfico con 4,2 millones de desplazamientos.

Y queda el recuerdo de lo que ocurrió en 2015, cuando en los cuatro últimos días de agosto todo se torció para cerrar la primera subida de la siniestralidad desde 2007.

Entonces, la DGT ya empezaba a echar balones fuera. Por un lado, que si el mal resultado era culpa de Cataluña y del País Vasco, territorios donde las competencias de tráfico están transferidas. Por otro, que todo el entorno estaba «en contra de la seguridad vial», desde el aumento de los viajes a la antigüedad del parque. De hecho, esto último se mantiene: en julio hubo 2,1 millones más de viajes; y 12 millones desde enero. Asimismo, ya que cada vez hay más vehículos viejos y son más antiguos, la edad media de aquellos en los que viajaban los fallecidos está en los 13,7 años para los turismos.

Sin embargo, nada se dice de aspectos como el mantenimiento de las carreteras, en especial los 150.000 kilómetros de vías secundarias responsabilidad, la gran mayoría, de CCAA y diputaciones. En ellas se concentran los desplazamientos más peligrosos del verano -nocturnos, vinculados al ocio y por recorridos conocidos- y el año pasado año fueron el escenario del 85% de los muertos en accidente.

La ex directora aseguró que bajar la velocidad máxima a 90 km/h era una cuestión innegociable para la DGT, pues «ayudaría a reducir la siniestralidad de forma indudable». No consiguió sacar adelante la medida por culpa del Ejecutivo y bien que se lo echó en cara.

En cambio, sí puso en marcha distintas campañas específicas. La más reciente ha sido identificar y señalizar 300 tramos especialmente peligrosos por los accidentes y muertos detectados entre 2010 y 2014 y vinculados a excesos de velocidad (de hasta 30 km/h ). Abarcan cerca de 9.000 kilómetros y serán objeto de una vigilancia más intensiva.

Asimismo, son recurrentes las campañas de control de la velocidad y del consumo de alcohol y drogas, los grandes campos de batalla relacionados con el factor humano. Según el Instituto Nacional de Toxicología, en 2015 más del 40% de los conductores muertos en accidente dieron positivo en alcohol, drogas y o psicofármacos. Hace unos días, en sólo tres jornadas, la Guardia Civil detectó a 1.785 que conducían drogados, bebidos o ambas cosas.

Fuente: El Mundo

Heredia ve "inadmisible" el retraso de dos meses en la entrega del permiso de conducir provisional a los alumnos aprobados y pide una solución inmediata

El secretario general del PSOE de Málaga y del Grupo Parlamentario Socialista, Miguel Ángel Heredia, ha pedido explicaciones al Gobierno de Mariano Rajoy por los retrasos en la entrega del permiso de conducir provisional a los alumnos que aprueban el examen teórico y práctico en la provincia de Málaga. Según publicaba un medio de comunicación, que se hacía eco de las quejas de los alumnos aprobados, se está tardando hasta dos meses en entregar los permisos provisionales. “Es inadmisible”, ha lamentado Heredia, que ha culpado al Gobierno de estar funcionando “bajo mínimos” con la excusa de estar en funciones. “Un Gobierno en funciones no puede paralizar un país y esto es una muestra más de la desidia de los señores del Partido Popular, que sólo están preocupados por si su candidato consigue ser investido o no, sin preocuparse por la vida de millones de españoles”, ha dicho Heredia, que ha denunciado la presión a la que están sometidas las plantillas de funcionarios: “Faltan funcionarios en la Jefatura Provincial de Tráfico. Eso es lo que está provocando este colapso. Es de una falta de previsión lamentable”.

Heredia ha registrado una pregunta en el Congreso de los Diputados en la que pide explicaciones a “los responsables de esta situación, que no son otros que los responsables de la Dirección General de Tráfico”, ha dicho, y ha añadido: “Una DGT que está descabezada desde que su directora se tuvo que ir por asuntos turbios”. 

El líder de los socialistas malagueños ha pedido una solución inmediata para los alumnos que han aprobado el permiso de conducir: “Ellos no pueden ser las víctimas de la desidia de un Gobierno que parece agonizante”.

Fuente: El Faro de Málaga

Estar sentado dentro del coche en un atasco ya es oficialmente malo para la salud

Permanecer en el interior de un coche en medio de un atasco es malo para la salud ya que los niveles de contaminación dentro del vehículo son hasta de un 40% más que cuando se está circulando. Un estudio de la Universidad de Surrey (Reino Unido) ha demostrado que el simple ajuste de sistema de ventilación reduce considerablemente la exposición a gases tóxicos de los pasajeros hasta en un 76%.

La investigación ha demostrado que en los atascos de tráfico, o en los semáforos rojos con otros vehículos parados delante, si cerramos las ventanas del coche y apagamos el ventilador hay claramente una menor exposición a los contaminantes. También es seguro poner los ventiladores en la función de recirculación del aire de dentro del vehículo sin que entre aire contaminado del exterior.

En el estudio, los científicos descubrieron que cuando las ventanas estaban cerradas pero el ventilador encendido la exposición fue la más alta, porque el aire del exterior del vehículo es en general mucho más contaminado que el del interior del coche. Encender el ventilador aspira el aire sucio desde el exterior hacia el interior del vehículo, lo que conlleva una acumulación de contaminantes en el coche.

Los resultados también muestran que cuando los vehículos se detienen en un semáforo en rojo, pasan por diferentes ciclos de conducción como el ralentí, aceleración y desaceleración. Al mismo tiempo, otros vehículos también se detienen en el semáforo, emitiendo nuevas emisiones que tardan más tiempo en dispersarse, especialmente en zonas edificadas.

De hecho, el principal riesgo está en las grandes ciudades. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha situado a la contaminación del aire exterior entre los diez principales riesgos de salud que enfrentan los seres humanos, la vinculación con siete millones de muertes prematuras al año.

El autor principal de la investigación, el doctor Prashant Kumar, de la Universidad de Surrey, explica: "Siempre que sea posible, una de las mejores maneras de limitar la exposición al contaminante es mantener las ventanillas cerradas, los ventiladores apagados y tratar de aumentar la distancia con el coche de delante en un atasco en un semáforo".

"Si se necesita tener el ventilador o la calefacción encendida lo mejor sería que el aire recircule dentro del coche sin aspirar aire desde el exterior -añade-. Por supuesto, la mejora de la eficiencia de los sistemas de filtrado de vehículos en el futuro podría contribuir aún más a reducir la exposición en carretera en tales situaciones".

En Londres, informes de la OMS refieren que la contaminación del aire mata a más de 10 veces la cantidad de personas que mueren por accidentes de tráfico, con un estimación de 3,7 millones de muertes prematuras en 2012.

Pero el problema de la contaminación del aire es prevalente en toda Europa, donde se producen más de 400.000 muertes prematuras solo en 2012 atribuidas a las partículas finas en suspensión, y la situación no es muy diferente en otras partes del mundo, incluyendo Estados Unidos, donde la exposición a partículas en el ambiente es la octava causa principal de muerte cada año.

El año pasado, un grupo de investigadores de la Universidad de Surrey dirigido por el doctor Kumar demostró que los conductores detenidos en los semáforos estaban expuestos a hasta 29 veces más partículas contaminantes nocivas que cuando el tráfico es fluido.

En la investigación actual, publicada como parte de las investigaciones de 2016 de Real Sociedad de Química en su revista 'Journal Environmental Science', han encontrado ahora la manera de minimizar la exposición de los conductores y peatones a las micropartículas de contaminación suspendidas en el aire controlando los puntos de acceso.

También encontraron que los peatones están expuestos a un mayor índice de contaminación del aire alrededor de un semáforo en rojo.

Fuente: Heraldo